Festival petitparadís

El espacio elegido para desarrollar la actividad cultural es símbolo destacado de Tossa de Mar y forma parte fundamental de la Villa Vieja.

La iglesia vieja de San Vicente se convertirá en el auditorio previsto para albergar los diferentes espectáculos musicales. Sin embargo el festival dispondrá de una zona previa donde el público asistente podrá apreciar otro espacio singular como es el faro de Tossa y todo su entorno.

Se plantea un village para dar cabida a diferentes espacios gastronómicos con una selección cuidadosa de la cocina autóctona que se adaptará a la singularidad de villa vieja para ofrecer el mejor y más destacado de los restauradores de Tossa.

Por la singularidad de la iglesia vieja de Santos Vicente y para respetar su valor cultural se dispondrá de una platea para acoger el público con un aforo muy ajustado. Aparte de las restricciones acordadas desde el Procicat en el momento del inicio del festival no se ampliará, en ningún caso, este aforo, siendo de 148 localidades de venta, distribuidos en dos áreas para tener la visión adecuada tanto de el escenario como del recinto amurallado y las vistas a la ciudad de Tossa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *